ENTRENADORES DE CAPACIDADES: el papel de los padres en el desempeño escolar de sus hijos

El éxito escolar de los/as hijos/as es motivo de preocupación en la mayoría de los hogares españoles.

Y entorno a esto, surgen grandes dudas en las familias sobre cuál es la mejor manera de ayudarles.

Aunque no existe la fórmula universal que, con las mismas pautas, pueda ayudar a todos/as los/as alumnos/as (sería necesario observar y conocer detenidamente cuáles son las necesidades personales), podemos destacar 4 habilidades que favorecen nuestro aprendizaje, no sólo en el ámbito escolar sino en cualquier circunstancia de nuestra vida.

deberesmas

¿Cuáles son esas habilidades fundamentales que debemos entrenar en nuestros hijos/as?

A lo largo de 4 artículos desarrollaremos 4 habilidades claves que ayudarán a nuestros/as hijos/as a enfrentarse a su aprendizaje de manera autónoma y eficaz:

1.- Capacidad para interesarse por lo desconocido.

2.- Capacidad para desarrollar estrategias para resolver situaciones.

3.- Capacidad para buscar su propia satisfacción personal.

4.- Capacidad crítica y de análisis.

En este primer artículo hablaremos sobre la capacidad que nos permite mantener el interés y la ilusión por aquello que no sabemos.

Recordad cómo eran vuestros/as hijos/as en las primeras etapas de su aprendizaje (de 0 a 3 años).

¿Cómo aprendían?, ¿cómo se relacionaban con su entorno?

Seguramente muchos habréis contestado: “acercándose a aquello que les llamaba la atención”, “explorando y descubriendo a través de los sentidos”.

¿Y en qué momento ha desaparecido ese interés o capacidad innata por acercarse a lo desconocido, por descubrir y aprender?

Mucho tiene que ver la idea de que llegados a cierta edad, los contenidos a aprender son impuestos y el modo de acercarnos a ellos parece limitado a unas pocas vías.

¿Cómo podemos ayudar a que este espíritu de búsqueda e interés permanezca?

  • Permíteles que se acerquen a aquello que les interesa. Es muy importante que los/as niños/as desarrollen sus intereses (aunque parezca que estos se alejan de los contenidos puramente académicos).

Y respeta y cuida estos espacios no utilizándolos como moneda de cambio en caso de no cumplir con las responsabilidades escolares.

  • Ayúdales a aprender a través de las vivencias. Aprovechar un viaje para descubrir o practicar conceptos de geografía, salir al campo para conocer en directo aquello que están aprendiendo o aprenderán en biología o utilizar sus conocimientos en sumas y restas para ayudarnos con el dinero de la compra, les ayudará a entender la utilidad de lo que aprenden en el cole y a vivirlo de una manera más emocionante y divertida.

Uno recuerda mejor aquello que vive y siente.

  • Sé modelo. Ilusiónate por las cosas que te rodean, muéstrales lo interesante de descubrir algo nuevo y, sobre todo, cuida y desarrolla tus aficiones. Si tú muestras interés en aprender, ellos sabrán cómo hacerlo y además entenderán que es algo bueno.
  • Interésate por su vida escolar más allá de lo académico. Que tu primera pregunta cuando salen del cole no sea: “¿Qué tal ha ido el examen?” o “¿cuántos deberes tienes hoy?” sino: “¿Te has divertido hoy en el colegio?”, “¿ha pasado algo nuevo/interesante/divertido/curioso?” Existe aprendizaje en todas las experiencias que vivimos diariamente, si reducimos nuestro interés a lo puramente académico, a las responsabilidades y a los resultados, fomentaremos que su interés por todo esto sea inversamente proporcional al nuestro.

deberes3

Ajustar nuestro modo de relacionarnos con el entorno y recuperar esa ilusión por descubrir cosas nuevas, que hemos podido dejar algo olvidada, nos ayudará a nosotros y a nuestros/as hijos/as a descubrir un sinfín de aprendizajes que la vida tiene preparados para nosotros.

En el siguiente artículo hablaremos de cómo ayudar a nuestros/as hijos/as a entrenar sus habilidades para desarrollar soluciones a la hora de enfrentarse a un problema.

Nos vemos en la siguiente entrega.

Carmen García