Conocerse a través de los demas

Conocerse gracias a los demás

Cuando nos miramos a un espejo, nos vemos en un vídeo o una foto, muchas veces no nos gustamos, o no nos identificamos con nuestra imagen al 100%.

Decimos frases del tipo, “¿mi voz no suena así, no?”, “en esta foto no me reconozco”…

Lo mismo ocurre con nuestra forma de ser, con lo que proyectamos, muchas veces nos sorprende cómo nos definen los demás, lo que ellos ven desde fuera.

Y en estas diferencias entre cómo nos vemos nosotros mismos (por dentro y por fuera) y cómo nos perciben los demás, hay mucha información ultravaliosa.

El autoconocimiento es un proceso de reflexión con el que conseguimos ser más conscientes sobre nosotros mismos.

El conjunto de nuestros puntos positivos, valores o potenciales y sin duda también nuestras áreas de mejora es lo que nos hace únicos. Conocerlos nos da poder.

Estando abiertos a escuchar lo que perciben los demás, un feedback honesto de los que tenemos cerca, podemos mejorar desde un conocimiento mucho más completo y objetivo.

Hay una preciosa herramienta llamada La Ventana de Johari, elaborada por dos psicólogos Joseph Luft y Harry Ingham, que nos ayuda en este proceso de análisis de uno mismo, e ilustra el proceso de dar y recibir feedback.

  1. El área pública es la zona más abierta, es la parte que conocemos de nosotros mismos y la que clara y conscientemente damos a conocer para que los demás también la vean. Nos movemos en este área al comunicarnos abiertamente con los demás, cuanto más grande sea este área, más asertivas pueden ser tus relaciones.

Los de tu entorno saben a qué atenerse contigo, cómo eres con tus potenciales y tus debilidades. Cómo vas a responder, a actuar, eres más claro a la hora de interaccionar.

JOHARY

  1. Justo debajo está el área oculta, aquello que si conocemos de nosotros mismos pero que no estamos dispuestos a compartir con los demás.

Aquí están nuestros recuerdos personales, vivencias sensoriales e incluso secretos.

  1. En el área ciego se ubica aquello que desconocemos de nosotros mismos y no vemos pero los demás sí.

Por ejemplo comportamientos de los que no somos conscientes en momentos de estrés, reacciones “automáticas” que tenemos ante determinados estímulos o personas.

Aquellos que nos conocen han visto repetidamente nuestra forma de reaccionar pero para nosotros es un misterio.

Es en esta área dónde más campo de aprendizaje hay para el autoconocimiento. Si deseas ser mejor persona cuantas más herramientas tengas sobre cómo te perciben los demás, mucho más potente será tu crecimiento.

Aquí es donde nos centramos en pedir retroalimentación o feedback.

  1. Y por último el área desconocida, el de las motivaciones inconscientes, desconocidas para nosotros y los demás.

Un ejemplo de esta área, es cómo vamos a reaccionar en una situación desconocida, o suposiciones de cómo seremos o estaremos en un futuro.

JOHARY 2Por tanto para conocerte mejor, los esfuerzos hay que centrarlos en el área 3. Pedir a las personas de tu entorno que te ayuden a mejorar desde una opinión honesta de cómo te perciben.

También hay reducir lo máximo el área oculta 2, cuanto menos escondas a familia o amigos, mejores serán tus relaciones.

Partiendo de que siempre existirán las cuatro, trabajar en estas dos áreas hará que nuestro impacto sea más auténtico, nuestras interacciones más abiertas y positivas y en definitiva que nos conozcamos mejor y tengamos base de mejora para crecer.

Ana García Mateo